dilluns, 8 de gener de 2018

DOCUMENTAL A BORRIANA (CASTELLÓ)

PROJECCIÓ DEL DOCUMETAL
“LADRONES DE VIDAS”


Niños robados en la Comunidad Valenciana
Presenten MIGUEL HERNÁNDEZ (director) i LUZ C. SOUTO

Dijous 11 de gener , 19:30 hores
SALA TARONJA (NARANIGA)
C/ Sant Vicent 15 · Borriana

Director: Miguel Hernández y Luis Plá
Any: 2016 - Duració: 54 minuts Gènere: Documental
No recomenada per a menors de 16 anys

Organitzen i Col.laboren:
POW WOW · Associació Cultural
Col·lectiu Empelt
ISÓSTELES estudi
Col.lectiu Escletxa
ST. PAULI supporters Borriana Frutos Secos Montse La Mengana
La Rosa de Foc
L’Herba Sana
Acció Antifeixista Borriana

DOCUMENTAL EN ZARAGOZA






















L'Associació per a la Recuperació de la Memòria Històrica d'Aragó (ARMHA), dins de les jornades realitzades del 9 al 14 de gener, va convidar a Luis Pla i al nostre company Miguel Hernández a projectar el proper dia 10, el seu documental.

Este documental aborda el problema social i polític dels xiquets i xiquetes robats originat en la Guerra Civil i que es va prolongar durant més de mig segle a l'Estat espanyol, amb una especial atenció al País Valencià. 
Veurem diverses entrevistes a polítics, especialistes i víctimes, i s'explica l'origen, el funcionament de les trames, la situació actual i les reivindicacions que segueixen presentant les víctimes. A més, hi ha imatges de concentracions i «performances» realitzades per les víctimes.



dissabte, 23 de desembre de 2017

Artículo "BELÉN DE XÀTIVA Y DESPROPÓSITOS VARIOS"


Artículo de Marc Cabanilles
Publicado el 23.12.2017 en


EL BELÉN DE XÀTIVA Y DESPROPÓSITOS VARIOS


A raíz de la polémica sobre el ángel del belén de Xàtiva, he oído expresiones del tipo "No me interesa el belén...", "un problema debido a una inculta concejala...", "seguro que hay en problemas más importantes en Xàtiva..", "quien no sea católico que lo respete como yo respeto una mezquita si entro en ella ..."

Vayamos por partes y veremos que todo es un despropósito. 
En primer lugar, en una sociedad cada vez más diversa y de creencias variadas, las celebraciones religiosas deberían efectuarse en los ámbitos adecuados: Iglesias, mezquitas, sinagogas o templos de Jehová. Porque, por ejemplo, cuando sean bastante numerosos los musulmanes, ¿celebraremos el día del cordero haciendo las matanzas en un espacio público como la alameda de Xàtiva?

En segundo lugar, si quitar una sola figura del belén (un ángel), hiere la sensibilidad de los católicos, alguien se podría preguntar qué es lo que sentimos los no creyentes cuando vemos 1.600 metros de la alameda de Xàtiva, ocupada por con una escenografía que reproduce cosas que para nosotros (los no creyentes) son supercherías, cuentos, fábulas... A los no creyentes parece que no se les puede herir la sensibilidad.

En tercer lugar, la utilización de dinero público para celebrar creencias y ritos que solamente afectan y atañen a una parte de la sociedad. Sólo el dichoso ángel, costó allá por 1990 las 300.000 pesetas. Si alguien intenta ver el coste del belén, no lo encontrará (imagino que el ayuntamiento tendrá datos). Como mucho, he podido encontrar que costó 45% menos que años anteriores, pero nada del costo total. Parece que la iglesia católica, con los 250 millones que recauda del IRPF, o los 11.000 millones que recibe del estado en forma de subvenciones, exenciones fiscales, sueldo de profesorado de religión, etc. no tiene bastante para pagar ella misma la exhibición de sus creencias y supersticiones.

En cuarto lugar, constatar lo mal documentados que están los cargos públicos (al menos los que se autodefinen como progresistas), respecto al tema de la laicidad y la libertad de conciencia. La nula importancia que le dan y la intención que demuestran de no adecuar sus actuaciones a dichos principios. En la constitución queda muy claramente reflejada la aconfesionalidad del estado, y por tanto los poderes públicos han de ser exquisitamente neutrales en temas religiosos. No tienen ni idea del tema, y si la tienen peor, porque como progresistas o de izquierda que se consideran, están faltando tanto a la constitución como a su ideología.

En quinto lugar, el ayuntamiento de Xàtiva intenta justificar el montaje como un atractivo turístico, y publicitan como un gran logro, el número de visitantes que acuden de toda la comarca. Si yo fuera católico, me daría vergüenza que se usara el nacimiento de mi dios, como un reclamo para vender calcetines y calzoncillos.

Desde luego, cuantos sonrojos (y dineros de todos) nos ahorraríamos si los poderes públicos actuaran con equidad, transparencia y neutralidad en estos temas de la religión, que sólo deberían afectar a las conciencias de los creyentes. Que desperdicio de cargos públicos, inconscientes del daño que causan en el camino hacia una sociedad más libre y abierta, con unas actuaciones que desoyen totalmente el espíritu de la constitución, moviéndose sólo por economía, por votos, por tradiciones, por contentar mayorías, en vez de adecuar sus actuaciones a la aconfesionalidad y a la ética.


dijous, 21 de desembre de 2017

REUNIÓ CONSELLERIA D'EDUCACIÓ

Una delegació de les associacions València Laica i AVALL, encapçalada per Raquel Ortiz, coordinadora de València Laica, Marc Cabanilles, president d'AVALL i Marc Candela, pel sindicat STEPV, s'ha reunit el dimarts 19 de desembre amb Jaume Fullana, Director General de Politica Educativa de la Conselleria d'Educació de la Generalitat Valenciana.

A la reunió també han assistit Rafael Cuesta y Victoria Garcia, socis de València Laica.

Dos han estat els temes centrals de la reunió.
D'una banda, l'anunci que a partir del proper curs s'impartiran classes de religió islàmica en alguns centres de la Comunitat Valenciana.
Referent a això, la delegació li ha recordat al Director General que la presència de la religió a l'escola, constitueix una anomalia pedagògica i democràtica. Trenca el principi d'igualtat, discrimina a l'alumnat per creences i ensenya continguts racionalment insostenibles i contradictoris amb el que s'ensenya en altres matèries escolars.
La posició d'ambdues associacions i del sindicat STEPVés que l'objectiu de l'administració ha de ser acabar amb l'abusiu privilegi de disposar als centres escolars de catequistes que adoctrinen a l'alumnat en el seu credo i finançats amb diners de tota la ciutadania. Per conseqüent, s'ha instat al representant del Govern Valencià a donar passos en aquesta adreça i reclamar en tots els fòrums la derogació dels Acords amb la Santa Seu que propicien tan descomunal aberració.
L'adoctrinament en un credo ha de fer-se en els seus propis llocs de culte. Mai a l'escola.

 L'altre tema abordat ha estat l'aplicació del Decret d'Aplicació del Curriculum que permet a cada centre establir el nombre d'hores que ha de tenir la religió. La delegació ha denunciat les irregularitats que s'estan produint en alguns centres en els quals des de la direcció es permet i es propicia que el “professorat” de religió, que realment són catequistes, tinguen el major nombre d'hores possible i se li assignen funcions que no li corresponen com la impartició d'altres matèries.



dilluns, 18 de desembre de 2017

ENCUENTRO IZQUIERDA UNIDA




AVALL i València Laica, van ser convidades a la trobada de militants d'IU, que organitzat pel col·lectiu d'EUPV de València ciutat, es va celebrar el passat 16 de desembre.

A l'apartat dedicat a organitzacions socials, vam poder expressar la nostra opinió sobre el paper de l'esquerra, al costat d'altres organitzacions com l'Associació de Veïns de Benimaclet, el Comitè d'empresa de Jardins de l'Ajuntament i el col·lectiu "Sillas contra el hambre", un moviment format per persones aturades i en situació de precarietat que des de fa més de tres anys es reuneix amb les seves cadires i pancartes cada dilluns enfront de l'Ajuntament de València per manifestar que estan vives i que tenen tant dret a gaudir de la vida com qualsevol, reivindicant treball digne o renda bàsica com a mitjà per garantir l'existència material i la dignitat de totes les persones.

Des de AVALL, destacàrem que la lluita per un estat laic i per la llibertat de consciència, és una lluita paral·lela a la que porta l'esquerra contra les polítiques neoliberals que només provoquen retallades i  sofriment en les persones.

Artículo "LAICIDAD IGNORADA"

Artículo de Marc Cabanilles
Publicado el 13.12.2017 en


LAICIDAD IGNORADA


Cuando hablamos de laicidad, básicamente nos referimos a la separación total de las instituciones religiosas y el Estado.
Dado  que la  sociedad se caracteriza por el pluralismo: Pluralidad de razas, de culturas, de lenguas, de tipos de familia,  de nacionalidades, ..   y también de creencias religiosas (incluida la no creencia), el Estado debería abordar sus actuaciones en esta materia, desde la más estricta y exquisita neutralidad.
Hace aproximadamente una año, escribía en estas mismas páginas sobre la no laicidad de las instituciones valencianas, con multitud de simbología religiosa católica en Les Corts, consellerias, ayuntamientos, ambulatorios, colegios públicos,....
Pasado el año, todo sigue igual. Las razones que se aducen de entrada, las que afloran en superficie, las más socorridas, las que apenas admiten réplica, son: Que no es el momento y que se trata de un tema cultural y de tradición.
¿Y porque no es el momento ?. Quienes tienen que aprobar las leyes, quienes han de obrar con neutralidad en materia religiosa, son los políticos, personajes que a lo lago de los tiempos han demostrado, sobradamente, que su primera preocupación son los votos. Y claro, con la que está cayendo de paro, desahucios, pobreza económica, contratos basura, corrupción, Cataluña, ..... lo que menos importa ahora es la laicidad del Estado, y en conclusión, dado que es un tema del que no hay votos que sacar, ningún político mueve un dedo.
Curiosamente, cuando como ciudadanas de a pie,  conseguimos, oh milagro, hablar con estos personajes de la política, individualmente, de uno en uno, al menos todos los que se autoetiquetan de progresistas, están de acuerdo en que la laicidad es un instrumento para hacer más libre la sociedad, más democrática, más justa puesto que el laicismo  respeta derechos, pero  elimina  privilegios.
 ¿Qué transformación ocurre cuando estas individualidades se reúnen en sus comités centrales, sus comités federales o sus consejos ciudadanos para que lo que individualmente está claro, es justo y necesario, en colectividad se rechaza o simplemente se ignora ?.
¿Qué ocurre para que la voluntad colectiva de los partidos políticos difiera totalmente de la voluntad individual de sus componente?. ¿Es el miedo a perder el cargo o enfrentarse a los aparatos, la mediocridad, nos mienten cuando individualmente dicen apoyar la laicidad?.
El otro socorrido argumento al que recurre la clase política para no actuar en pos de la laicidad, es que las manifestaciones religiosas son cultura y tradición, curiosamente los mismos argumentos que usa la España retrógrada y cañí, para justificar la tauromaquia, o sea, la tortura y muerte de animales con el único objetivo del divertimento.
Si hubiera una cultura crítica, entenderíamos  que en lugares públicos, la neutralidad ha der exquisita para que, precisamente, todas las personas (independientemente de sus creencias o no creencias) puedan sentirse a gusto y no tener que soportar la  particular simbología de los unos y los otros.
Si hubiera cultura sólida, reconoceríamos que todas las religiones exigen tolerancia a sus manifestaciones públicas y dicen sentirse perseguidas cuando no tienen el poder político, pero son intolerantes hasta la médula en aquellos lugares donde si tienen ese poder.
Si hablamos de tradiciones, y dado que éstas muchas veces sirven de excusa para justificar multitud de actos aberrantes, no deberíamos usarlas de pretexto para exhibir en lugares públicos, unos ritos, unas costumbres, una simbología que practica, va dirigida, o es del agrado, sólo de una parte de la sociedad. Y no sirve el argumento que esa parte de la sociedad es mayoritaria, porque si algún día los musulmanes son mayoritarios, ¿qué vamos a hacer? ¿el ramadán o la matanza del cordero en el salón de cristal del ayuntamiento?

La verdad es que después de tantos años,  el movimiento laicista ya no espera nada de esta generación política, pero consideramos nuestra obligación el seguir insistiendo en que la laicidad es un instrumento indispensable para obtener un orden político basado en derechos y obligaciones ciudadanas comunes a todos, y no en identidades étnicas, nacionales, lingüísticas o religiosas.

DÍA INTERNACIONAL DEL LAICISMO Y LA LIBERTAD DE CONCIENCIA


El passat dia 12 de desembre, celebrem en el Centri Cultural La Nau de la Universitat de València, el Dia Internacinoal del Laïcisme i la Llibertat de Consciència.

Amb una sala abarrotada de públic i molts representants polítics, sindicals i de la pròpia Generalitat, l'acte va comptar amb la intervenció de portaveus de les tres organitzacions convocants: València Laica, la lògia Blasco Ibáñez del GOF, i AVALL.

Com cada any, reivindiquem que una veritable democràcia, requereix d'un estat laic i una llei de llibertat de consciència, com a salvaguarda que, sense suprimir cap dret, no hi haurà privilegis per a cap confessió religiosa, ni discriminació de cap tipus per raons de religió, raça, opinió o sexe.

Va acabar l'acte amb una manifestació i posterior "performance" de l'actriu Lola López, en les escalinates del Mercat Central, lloc on va ser ajusticiat Gaietà Ripoll, l'última víctima de la Inquisició a Espanya.


dijous, 30 de novembre de 2017

Artículo "OTRA MUJER CONFIESA QUE LA HAN VIOLADO"


Artículo de Amparo Ariño
Doctora en Filosofía y Vicepresidenta de AVALL


Publicado el 28-11-2017 en 


OTRA MUJER CONFIESA QUE LA HAN VIOLADO


“Confesó que la habían violado…”. Tal actriz, periodista, secretaria… vamos, tal mujer,  confiesa haber sufrido abusos, acoso, haber sido violada en el pasado o recientemente, por tal director de cine, productor, etc., vamos, por alguien, un hombre, con más poder que ella. Resulta habitual en estos días leer y escuchar el relato que incluye la expresión “confiesa haber sido violada” en los medios de comunicación, incluidas las redes sociales. Con más frecuencia aún desde que están saliendo a la luz los casos de acoso y violencia sexual perpetrados por políticos, directores de cine, personajes famosos, hombres en situación de poder en definitiva.
Sin embargo, a nadie se le ocurriría confesar que ha sufrido un robo, el atropello de un vehículo, una agresión… Se confiesa, es decir, se reconoce a regañadientes, aquello que avergüenza. Por eso la víctima de un delito no confiesa, la víctima denuncia, acusa al agresor, al delincuente, al culpable. Incluso cuando se sufre una estafa, un engaño, cuando alguien se ha aprovechado de nuestra buena fe, se habla de “haber sido víctima de”, se denuncia el caso, no se confiesa haberlo padecido.
Pero desde los valores que la sociedad patriarcal imperante trata de imponer, se quiere convencer a las mujeres en particular y todos los ciudadanos en general de que, en el caso de los delitos cometidos por varones contra las mujeres, la vergüenza, el deshonor, la culpa, es de la mujer, de la víctima y no del hombre agresor. Y el imperio de estos valores patriarcales es tan omnímodo que trasciende hasta el lenguaje periodístico, muchas veces sin intención consciente por parte del periodista. El periodista solo pretende, seguramente, ser y mostrarse comprensivo con la vergüenza que supuestamente debe sentir la mujer violada. ¿Vergüenza la víctima? ¿Vergüenza de qué? Vergüenza,  oprobio, escarnio y condena social es lo que debe caer sobre el agresor. El rechazo de los otros varones, el aislamiento social.
Mientras que solidaridad y respeto es lo que ha de mostrar una sociedad justa hacia las víctimas de esa barbarie. ¿O es que acaso el colectivo masculino se identifica con los violadores, los agresores y por eso es su cómplice desde el silencio? Si no es así, ya están tardando los varones en demostrarlo, desde los juzgados, desde las comisarías, las universidades, los hospitales, incluso desde los más cotidianos lugares de encuentro, el centro de trabajo, el bar del café matutino o la tertulia deportiva.
¿Es difícil hacerlo, verdad, apreciados varones? Los energúmenos machistas son peligrosos. Y cuando detentan algún poder social o económico todavía más. Pero, o les declaráis la guerra abiertamente o sois sus cómplices. A vosotros os corresponde decidir.

Artículo "CUERPO FEMENINO, CUERPO ENFERMO"

 
 Artículo de Amparo Ariño
 Doctora en Filosofía y Vicepresidenta de AVALL


Publicado el 31-10-2017 en 



“Es destacable que las enfermedades ‘vergonzantes’, ligadas a la digestión y a la excreción, se presentan en la publicidad como exclusivamente propias de mujeres”, sostiene la autora.


En uno de los contundentes y valientes artículos a los que nos tiene acostumbradas, Cristina Fallarás se atreve a mantener una postura que puede escandalizar a muchos: señala cómo la cinta rosa del “día del cáncer de mama” contribuye a estigmatizar una vez más la corporeidad femenina.
Es evidente que todos los esfuerzos y todos los recursos que se dediquen a una investigación conducente a la cura, prevención y detección de una enfermedad potencialmente grave, incluso mortal, son pocos. Como lo es también cuanto se haga por la educación de toda la población en la prevención y detección de todas las patologías, y concretamente de cualquier tipo de cáncer, ya que hablamos ahora de esta enfermedad. Pero no es menos cierto que el estigma de ser un cuerpo enfermo, defectuoso, pesa sobre la imagen de la mujer desde hace siglos o, más exactamente, milenios. Y eso va a favor de la misoginia.
Desde la filosofía platónico-aristotélica, y su deriva en el monoteísmo de las tres religiones “del libro” (judaísmo, cristianismo e islam), la mujer es la materia defectuosa de la que se conforma al ser humano, es la causa de la caída en la culpa de toda la humanidad, su cuerpo es la tentación permanente que causa el pecado y la perdición del varón.
Prejuicios, supersticiones, creencias religiosas, y hasta corrientes de pensamiento, han considerado y consideran que la mujer es un ser “inferior”, inferior al hombre, se entiende. En lo concerniente a su corporeidad, el cuerpo de la mujer encarna lo débil, lo sucio, lo peligroso. Es esencialmente “defectuoso”. Es como si se afirmara que la mujer padece de inferioridad fisiológica respecto al varón por el hecho de ser mujer. No diferencia, subrayo, sino inferioridad.
Basándose en este prejuicio,y reforzándolo a su vez, se transmite, en la visualización de lo femenino en los medios el mensaje de que el cuerpo de la mujer es un cuerpo enfermo, tendente a la enfermedad y a los “desarreglos”, en cualquier caso. Incluso cierta publicidad pone de manifiesto una concepción peyorativa de la salud y la corporeidad de la mujer. Es destacable que las enfermedades “vergonzantes”, ligadas a la digestión y a la excreción, se presentan en la publicidad como exclusivamente propias de mujeres. Las campañas publicitarias sobre medicamentos contra la flatulencia, el estreñimiento, las hemorroides… Las protagonizan mayoritariamente mujeres. Y qué decir sobre la incontinencia urinaria, pese a que en los expositores de cualquier supermercado están a disposición del público los pañales diseñados para su uso por varones, todavía está lejos de publicitarse su existencia. Hasta el olor corporal de las mujeres y el de los hombres se valora con un lenguaje visual muy distinto: las mujeres desprenden olores desagradables, vinculados a la enfermedad, a fallos de salud, a lo repulsivo, en suma, que hay que disimular, o mejor, eliminar. Los hombres, en cambio, si usan desodorante solo estarán potenciando su atractivo sexual. No se cuestiona su olor corporal puesto que, en su caso, se considera el sudor como fruto del esfuerzo, y el esfuerzo como un atributo propio de la masculinidad.
También la menstruación ha sido secularmente entendida, y en cierto modo lo sigue siendo, como enfermedad repulsiva y maldita -‘the curse’, para los ingleses- que las mujeres deben ocultar como algo vergonzoso. Especialmente impuras y peligrosas son las mujeres en esos días según el judaísmo y el islamismo.
El cuerpo de la mujer se nos muestra también como defectuoso en el funcionamiento de su sexualidad. La genitalidad femenina parece afectada, en exclusiva, por molestias y problemas. Y así se publicita: las mujeres no lubrican, tienen picores “ahí”, necesitan la ayuda de una crema vaginal para no dejar  “sorprender” al marido. En cambio, los hombres no parecen tener ningún problema en su funcionamiento sexual. Y si los tienen, estos no aparecen en los medios: la Viagra no se anuncia con una publicidad visible, sino mediante spam en Internet, lo mismo que el supuesto alargamiento de pene, por señalar sólo dos ejemplos.
Esta vinculación del cuerpo de las mujeres, por el hecho de serlo, con lo defectuoso, con la enfermedad, es uno de los muchos micromachismos que impregnan el espacio público, y como tal es necesario denunciarlo. Es necesario recordar una vez más, y nunca será suficiente, que los micromachismos alimentan y sostienen una concepción peyorativa de la mujer. Y conllevan un desprecio esencial, ontológico hacia ella, es decir: a la mujer se la desprecia y se la minusvalora por su “ser de mujer”. Ese es el desprecio y la inferioridad ontológica que están en la base de la misoginia legitimando la violencia contra las mujeres.

dimecres, 18 d’octubre de 2017

Artículo Prensa "ADOCTRINAMIENTO"

Artículo de Marc Cabanilles
Publicado el 18.10.2017 en


ADOCTRINAMIENTO

El Ministerio de Educación ha puesto en movimiento a la Alta Inspección para evitar el adoctrinamiento en los libros de texto en Cataluña. Si por adoctrinamiento entendemos la negación del pensamiento crítico, evitar el diálogo, ocultar la discrepancia y exaltar el dogma, desde AVALL apoyamos ese interés del ministerio por acabar con el adoctrinamiento, pero nos gustaría que fuera con todo adoctrinamiento. Porque si lo que se hace en los colegios catalanes es adoctrinar, ¿cómo llamaremos a lo que se hace en todas las aulas de España con la religión? Porque si se tiene miedo a que el adoctrinamiento en Cataluña termine en fanatismo nacionalista, ¿no deberíamos tener miedo de que el adoctrinamiento en religión termine en fanatismo religioso? Porque si como dicen, el adoctrinamiento en Cataluña tiene como finalidad excluir a quienes no se consideran nacionalistas catalanes, ¿ qué decir del adoctrinamiento religioso que considera herejes, infieles, descarriados o pecadores a quienes no profesan la misma religión?
Se defiende la iglesia diciendo que son los padres quienes quieren que sus hijos reciban religión. Con ese mismo razonamiento, adoctrinar en las aulas catalanas, debería ser bueno si son los padres quienes así lo quieren. También se queja el nacionalismo español de que ese adoctrinamiento en el nacionalismo catalán es pagado con dinero público. Los sueldos de los profesores de religión también son dineros públicos pagados generosamente por cada comunidad autónoma. Y cuando hablamos de todo el Estado, no sólo de Cataluña, la cifra se aproxima a los 500 millones de euros anuales. Millones con los que se podrían contratar unos 6.500 profesores que bien harían en intentar mejorar el nivel del alumnado que tan mal parado queda en los informes PISA, o simplemente enseñando otros idiomas, en los que en este país, ninguno de sus presidentes es capaz de expresarse.
A quienes les molesta el adoctrinamiento histórico en Cataluña, no parece molestarles que se sigan contando a menores historias sobre seres imaginarios que crearon todo cuanto existe, seres que nos dicen qué debemos o no hacer, que nos vigilan constantemente y que al final de esta vida, nos prometen otra, donde se nos premiará o castigará. No parece molestar que mientras la ciencia ya es capaz de explicar el 99,9 % de todo lo que pasó y pasa en el universo, las confesiones religiones sigan intentando, desde la más tierna infancia, moldear las mentes para hacer creer que todo proviene de la magia de unos supuestos dioses, que ociosos entre tanta eternidad, andan jugando entre ellos a ver quién tiene la ocurrencia más graciosa.

La religión como fenómeno individual, como búsqueda del sentido de la vida, como una autoprotección ante la inmensidad del universo y la eternidad del tiempo, como una reflexión personal, puede ser buena y hasta positiva. Pero se convierte en un fraude cuando pasa a ser administrado por personas que dicen hablar directamente con dioses, que dicen ser sus intermediarios, que nos dicen cómo debemos vivir y morir, que dicen que su reino no es de este mundo cuando en realidad son la empresa más poderosa que existe.